Educación Secundaria Hoy

La realidad de hoy nos muestra que los profesores de secundaria vivencian en sus clases, fundamentalmente la falta de motivación. Marcelo Urresti interpreta que con las nuevas culturas juveniles surge un nuevo estilo de vida juvenil que se resiste a entrar en la vida adulta definida por las culturas parentales y cuestionan constantemente la autoridad. Para qué ir a la escuela es una pregunta, que la mayoría de los jóvenes y adolescentes se hacen a diario, cuyas respuestas podrán ser: porque es obligatorio, para ser alguien en la vida, por el amor al saber.

Lo cierto es que lo que se les ofrece hoy como educación a los adolescentes y jóvenes es, ante que nada la masificación. Esta masificación no trae aparejada la calidad educativa, sino que utiliza el mismo recurso humano, edilicio y didáctico para mayor cantidad de alumnos. Lo que se debe tener en cuenta es que no sólo son más los jóvenes y adolescentes que se escolarizan, sino que son diferentes y fundamentalmente, ahora ingresan los que tradicionalmente estaban excluidos. Todas estas transformaciones afectan la construcción de subjetividades y ponen en crisis la oferta tradicional de la escuela, en la que vemos reflejadas ciertas sintomatologías como fracaso escolar,  malestar, conflicto, desorden, violencia, las dificultades de la integración en las instituciones y, sobre todo, la ausencia de sentido de la experiencia escolar para proporciones significativas de adolescentes y jóvenes que tienen dificultades para ingresar, progresar y desarrollarse en instituciones que no han sido hechas para ellos. De esta manera podemos observar que la escuela así entendida no cumple ninguna función para sus proyectos de vida, así la universalización de la escolarización produce nuevos problemas y al mismo tiempo nuevos desafíos para quienes estén dispuestos a ellos.

La enseñanza secundaria de hoy tiene un significado distinto al que tenía en el proyecto fundacional de los sistemas educativos, hoy para muchos es la última etapa de la escolaridad obligatoria, es su etapa final.

Tenti Fanfani, afirma que hoy, los adolescentes son considerados como sujetos de derecho. No sólo tienen deberes y responsabilidades, sino que se les reconoce capacidades y derechos. Habrá que reconocer entonces que los adolescentes y jóvenes tienen derechos específicos y habrá que diseñar los mecanismos institucionales que garanticen su ejercicio. El docente hoy tiene que construir su propia legitimidad entre los jóvenes y adolescentes; para ello, debe recurrir a otras técnicas. Trabajar con adolescentes requiere una nueva profesionalidad que es preciso definir y construir entre todos.

Licenciada Roxana Celeste Dib

 

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>